¡HOLA PERRONAUTAS!

A partir de ahora nos encontraréis en nuestro nuevo espacio.

Visita todo nuestro contenido en:

www.tintoandco.com

Tinto & Co.

lunes, 27 de abril de 2015

Cosa de tres




El otro día salí a pasear en compañía perruna y humana y pude hacerme algunas fotos con Pepa y Tinto en la calle. Casi no tenía ninguna porque siempre somos los tres y ellos, todavía, no saben enfocar con la cámara. Lo suyo es solo posar, o intentarlo.

Cuando el tiempo lo permite, acudimos a nuestro rincón favorito a disfrutar porque se lo pasan genial. Pepa se mete hasta en el río. La tengo que atar con la correa para que no se la lleve la corriente o acabe por comerse un pato. Sí, lo que leéis, la loca se lanza al agua en cuanto ve un pato. Otro día intentaré capturar el momento y os lo enseño. 

Normalmente, dejo a mis perros sueltos pero poder hacerlo me ha costado muchas horas de entrenamiento, mucha paciencia y, sobretodo, muuuuuuuchos premios. Pepa aprendió más rápido porque salía a andar todos los días con ella y se acostumbro a ir a mi lado y si se aleja vuelve sola sin tener que llamarla. Tinto está en proceso de aprendizaje, es un poco loco y a veces, cada vez menos, decide darse a la fuga. Pero no hay cargamento de chuches que se le resista y en cuanto oye "Tinto, ven, toma" acude como loco y si eso no funciona, tengo un plan B. Lo distraigo con pelotas de tenis para jugar. Se la lanzo, la busca y vuelve para que se la vuelva a lanzar. Poco a poco va aprendiendo y casi no se separa de mi lado. Aún así, hasta que no pasa un ratillo desde que salimos de casa no puedo soltarlo porque sale muy emocionado y corre, corre, corre y no sabe ni a donde va. 







Este entorno es inmejorable para poder disfrutar de los paseos. ¿os animáis a venir con nosotros? 

¡Os esperamos encantados!

Feliz lunes

Celia

lunes, 20 de abril de 2015

Volver a casa




"Hasta que no hayas amado a un animal una parte de tu alma permanecerá dormida"

Esta frase me encanta. Resume perfectamente eso que los mascoteros sabemos y que el resto no termina de comprender bien. Resume perfectamente eso que solemos decir de si tuvieras perro lo entenderías.. Resume un estilo de vida. El de compartir nuestros días con animales. 

Algunos pensarán que dedicamos demasiado tiempo a darle cariño a nuestras mascotas y que hasta les hablamos y les decimos monerías, que somos unos exagerados. Pues sí, tal vez lo sea, pero puedo decir que el cariño que se recibe es tan fiel y verdadero que merece la pena estar llena de pelitos perrunos todo el día en la ropa.

El viernes fue un día de locos para mi. De esos días que sales a primera hora de casa y vuelves a última ultimisima, con cara de otra y sin fuerzas para moverte porque no has parado ni un segundo quieta. Pues de esos días. Después de 12 o 14 horas fuera de casa, mis perrunos, que no estaban solos pero sí sin mí, montaron la fiesta cuando yo llegué. Saltos, ladridos, rodeos, más saltos, más ladridos, me subo a la cama, te ladro, te sientas y acabada estaba. Como si volviera de un viaje de un año sin verme. Eso es cada día, cada vez que salgo y vuelvo a entrar, la alegría perruna inunda mi hogar.






Son puro amor.

Y vosotros, ¿tenéis fiesta perruna cuando volvéis a casa?

¡Qué tengáis un buen día!

Celia

lunes, 13 de abril de 2015

Paseos perrunos


Celia


¡Buenos días! Tras unas semanas ausentes por el blog, Pepa, Tinto y yo ya estamos de nuevo por aquí. Volvemos a la carga con energías renovadas y con muuuucho que contaros.

El buen tiempo ha llegado a Córdoba y hay que disfrutarlo porque dura poco. Que ¿por qué?, pues porque aquí la primavera casi no existe. Del frío pasamos al calor abrasador más deprisa que un Ferrari. Un día estamos a 15 grados y al siguiente a más de 30 y, sin darnos cuenta, la ropa de entretiempo se ha quedado sin salir del armario. Por eso, los pocos días en los que salir al mediodía es un gustazo hay que aprovecharlos al máximo.

Estas semanas, exceptuando algunos días de lluvia, nos las hemos pasado en la calle casi al completo. Hemos salido a correr cada día y Tinto ha descubierto que bañarse en el río es demasiado divertido. Pepa es un poco más reservada y correr no va con ella.

Estos paseos a la orilla del río renuevan el espíritu a cualquiera, es como perderse por el campo pero a tan sólo 5 minutos de mi casa. Pero todo no puede ser bueno y estos paseos tienen cierto peligro para mis peludos. El calor y la humedad que hay alrededor del río trae consigo la presencia de muchos parásitos que pueden perjudicar a nuestros perros. El más conocido es el mosquito que transmite la Leishmania, pero también cuando llega el calor aumenta el número de pulgas y garrapatas.

Por eso, en estos meses en que empieza a apretar el sol y sobre todo en zonas de jardines es recomendable usar una buena protección contra estos parásitos para evitar una posible infección, que en algunos casos puede ser mortal.

En casa, Pepa y Tinto van protegidos durante todo el año con un collar repelente y se lo reforzamos con el uso de pipetas en los meses de más calor. Es una buena manera de protegerlos y también protegernos a nosotros mismos, porque estos parásitos pueden picar y contagiar a los humanos.

Hay numerosas marcas en cuanto a pipetas y collares se refiere y cada perro es un mundo. A Pepa, por ejemplo, algunos de ellos le dan alergia y solo puede usar ciertos componentes pero todas las marcas, siendo de confianza, protegerán a nuestros perretes.

Celia

Celia


Y vosotros, ¿cómo protegéis a vuestras mascotas?

¡Feliz lunes!

Celia
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...